Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

CELEBRACIÓN DEL PATRÓN STO DOMINGO 2019

El galardón ha reconocido así no sólo a los ingenieros que formaron parte de este grupos sino a todos los organismos, instituciones, autoridades y empresas privadas que conformaron ese inigualable equipo humano que protagonizó durante 13 días la épica lucha contra la montaña con la esperanza de salvar al pequeño Julen.

En un gesto excepcional y sin precedentes, como lo fue la actuación en el Rescate de Totalán, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha otorgado, dentro de los actos por nuestro patrón Santo Domingo de la Calzada, el «Ingeniero del Año de la Provincia de Málaga 2019» al equipo al completo que participó en el rescate en Totalán. El galardón ha reconocido así no sólo a los ingenieros que formaron parte de este grupos sino a todos los organismos, instituciones, autoridades y empresas privadas que conformaron ese inigualable equipo humano que protagonizó durante 13 días la épica lucha contra la montaña con la esperanza de salvar al pequeño Julen.

En los años anteriores hemos distinguido con el premio Ingeniero del Año de la Provincia de Málaga a un ICCP debido fundamentalmente a su trayectoria y servicio al desarrollo de las infraestructuras de Málaga. En esta ocasión y debido a la participación activa de nuestro Colegio y compañeros en la rescate del pequeño Julen en Totalán junto a un grupo enorme de personas de distinto ámbito y profesión, se ha decidido mirar más allá de nosotros mismos. En una excepcionalidad en este premio y dado el carácter de la actuación singular, unida y sin precedentes de ese equipo humano, se hizo entrega ante más de 170 asistentes el pasado 31 de mayo en el Palacio del Limonar en Málaga de un especial recuerdo a cada uno de los participantes que representan el esfuerzo colectivo, la entrega y el sacrificio de todas estas instituciones y personas que intervinieron de manera activa y que trabajaron de manera muy cercana con todos los Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Nosotros únicamente cumplimos con nuestro deber de poner la ingeniería civil al servicio de una causa tan humanitaria y tan noble como la de encontrar y devolver a sus padres a un niño que estaba en el interior de una montaña. Ese fue el ejemplo, el legado y la enseñanza que nos dejó nuestro Patrón, y que mil años después el pequeño Julen ha hecho posible que recordemos, y no olvidemos jamás, que el principal objetivo de la ingeniería civil es estar al servicio de la humanidad”. Con estas palabras concluía el Representante de Málaga del CICCP y líder del equipo de rescate, Ángel García Vidal, su discurso ante un salón repleto de compañeros y autoridades.

En su listado de recuerdos y agradecimientos, García Vidal citaba así a cada uno de los distinguidos que iniciaba con la frase “Es imposible olvidar…”:

-Los primeros instantes cuando llegamos y la Guardia Civil, con el Coronel Jesús Esteban a la cabeza, nos puso en antecedentes, y con autoridad y con cercanía nos enseñó una carpa y nos dijo: “Los Ingenieros a esa carpa a pensar!!”. Es de sobra conocido la profesionalidad, el honor y el sacrificio de este Benemérito Cuerpo, pero quizás es menos conocida la humanidad que ponen en su trabajo.
-La templanza, serenidad, inteligencia y valores humanos de la Subdelegada del Gobierno de Málaga, María Gámez.
-La acertada coordinación de una situación tan excepcional, el liderazgo y la valentía, junto con la determinación y la confianza que depositó en todos nosotros, de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y todo el equipo de profesionales de la Delegación del Gobierno de Andalucía.
-Los ya compañeros de la Brigada de Salvamento Minero por su enorme profesionalidad, y esa mezcla única de prudencia y arrojo que hicieron fácil lo difícil, apoyados y asesorados en todo momento por el Departamento de Minas en Málaga de la Junta de Andalucía.
-El comportamiento y el ejemplar trabajo de nuestros compañeros y técnicos del Servicio de Carreteras en Málaga de la Junta de Andalucía.
-La capacidad técnica y humana de los profesionales de la empresa de ingeniería CEMOSA, y del geólogo Francisco Alonso Chaves que es un gran experto el complejo maláguide y en la sensibilidad y pasión de emplear sus conocimientos.
-La entrega, capacidad de sacrificio y profesionalidad del Cuerpo del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Málaga, y su capacidad en diseñar en muy poco tiempo la cápsula que permitió descender a la Brigada de Salvamento Minero.
-La dedicación, preocupación, aportación de recursos e ideas, y el constante apoyo a los padres de Julen antes y ahora, del Alcalde de Málaga.
-La rapidez de respuesta, el empeño y el arduo trabajo de los maquinistas y operarios de las empresas de movimientos de tierras ALEJASA y CATERPILLLAR, que permitió mover una montaña en un tiempo inimaginable.
-La capacidad de solventar problemas, la responsabilidad y las 55 horas que trabajaron ininterrumpidamente todos los profesionales y operarios de las empresas de perforación vertical EXPOA y CIMENTALIA.
-A los profesionales y voluntarios del GRUPO DE EMERGENCIAS DE ANDALUCÍA GREA, PROTECCIÓN CIVIL y 112, por su dedicación, espíritu de sacrificio, profesionalidad y valores humanos con la que desarrollaron su trabajo.
-A los voluntarios del CMR RINCÓN DE LA VICTORIA que estuvieron soldando la tubería del encamisado horas y horas..
-El trabajo silencioso, duro, profesional y muy humano de las psicólogas del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias.
-A las mujeres voluntarias de Totalán y otros municipios de alrededor, que hicieron todo lo posible para que el equipo de trabajo estuviera atendido en todo momento, y sentir el calor de unas extraordinarias personas como nos demostró Yolanda Alcaide y su familia.

 
Galería Fotográfica


 

 

Uso de cookies

CaminosAndalucía utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies