Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

“El momento es clave por la alta previsión de inversiones”. “Los dos perfiles más solicitados son los relacionados con empresas constructoras tanto a nivel de obra civil como de edificación. Los ingenieros a nivel de empresas de control y asistencia técnica también están muy demandados.”

RAFAEL FERNÁNDEZ CABANÁS

Directeur de Travaux. CHM Obras e Infaestructuras

¿Cómo llegó y por qué a Argelia?

Mi llegada fue a través de unas conversaciones mantenidas con un compañero y amigo que me animó a participar en un proyecto y obra singular de los que, por desgracia, ya no se hacen en España con asiduidad. El porqué de mi venida a Argelia se motivó por dos razones de peso: por un lado, la singularidad de la obra a acometer y por otro, la no existencia de trabajo en España lo que obliga a que un gran porcentaje de compañeros tengamos que buscar nuevas zonas de trabajo.

¿Cuál es su trabajo actualmente en Argelia?

Actualmente estoy desarrollando las labores de “directeur de travaux”, que podría decirse que es el equivalente a un jefe de obra. El proyecto que estamos realizando es “Réalisation de la pénétrante autoroutière reliant Mascara à l’Autoroute Est-Ouest sur 43 km en 2 x 3 voies – Tronçon 2: Echangeur RN 17 (Hacine) – Echangeur RN 17 A (Tizi) sur 18 km”.

Argelia preveía invertir en infraestructuras en torno a los 200.000 millones de euros entre 2015 y 2019, según datos del ICEX de febrero de este año ¿Esto da a entender que estamos ante un momento clave para las ingenierías y profesionales españoles en busca de oportunidades o hay matices?

Efectivamente, el momento es clave ya que las previsiones de inversión en la obra pública son muy elevadas. Esto hace que la situación sea propicia para el “desembarco” de nuestros profesionales que están, cuando menos, igualmente capacitados que los franceses, italianos, portugueses y, sobre todo, chinos y coreanos que son los que se suelen ver por aquí. Afortunadamente, cada vez se ven más compañeros españoles por la zona tanto a nivel de obra civil como de edificación. Como siempre ocurre con las macro cifras, hay que tener en cuenta factores que hacen que dicha inversión no sea tan elevada como prevén, principalmente, debido a la bajada de precio del petróleo y del gas natural, recursos que son la base de la economía de este país, provocando reducciones de obra incluso supresiones de inversiones previstas. Ahora están en fase de “optimización” de las inversiones disminuyendo considerablemente los presupuestos previstos.

¿Se han suavizado los trámites y las condiciones para la participación de empresas foráneas en las licitaciones públicas ante sus programas inversores previstos?

En Argelia existen dos tipos de licitaciones; las nacionales a las que es muy difícil acceder puesto que exigen que estés asociado con una empresa argelina y las internacionales en las que sí se puede acceder como empresa española. Los principales trámites y condiciones para su acceso son la aportación de medios propios a nivel de maquinaria y/o personal y la suficiente capacidad financiera para afrontar avales, pagos aplazados, etc. Por tanto, difiere un poco del sistema “español” donde las empresas son principalmente gestoras. En este país exigen garantías y medios propios principalmente.

¿Existen riesgos importantes a valorar antes de lanzarse a nivel empresarial a Argelia?

Evidentemente, aquí nadie regala nada y no “atan a los perros con longanizas”. Se necesita una gran capacidad financiera debido a la importante inversión que se debe realizar y al gran aplazamiento con que se realizan los pagos. También se deben tener en consideración las barreras idiomáticas existentes, es decir, el responsable de la Administración pertinente suele manejarse en francés y muy pocos en inglés, mientras que el promotor normal o el ciudadano de a pie se maneja muchísimo en árabe y algo en francés. Esto en nuestro caso suele ser un hándicap ya que solemos enfocarnos principalmente al inglés. Por último, a menos que se trabaje para otras empresas españolas, es muy importante la presencia física en el país con los inconvenientes que esto supone a nivel de diferente cultura, diferentes costumbres, etc.

¿Con qué reputación cuentan las firmas españolas y los profesionales de nuestro sector?

La reputación de las firmas españolas es intachable. En este país nos respetan muchísimo porque saben que somos empresas muy serias en nuestro trabajo y, ¿por qué no decirlo?, muy competentes, por lo que nos tienen en muy buena consideración.

¿Qué perfil profesional es el más solicitado y en qué sectores cree que se creará empleo para ingenieros?

Los dos perfiles más solicitados son los relacionados con empresas constructoras tanto a nivel de obra civil como de edificación. Los ingenieros a nivel de empresas de control y asistencia técnica también están muy demandados. Los sectores principalmente de edificación y de obra civil son los más demandados, teniendo quizás más importancia la edificación debido a la escasez tan importante de viviendas en el país.

Existe una apuesta indudable del Gobierno argelino por las energías renovables, ¿Está traduciéndose esto en inversiones y proyectos en el país?

Todavía está aún un poco “verde” este tema, pero sí es verdad que se espera una fuerte inversión.

¿Cómo son las condiciones laborales y de vida a los que puede aspirar un ingeniero español en el país?

Hay que tener en consideración que estamos en un país mediterráneo con todas las ventajas e inconvenientes que conlleva, por lo que las condiciones de vida no son excesivamente diferentes a las que podamos tener en España. Evidentemente, el idioma y las costumbres también inciden pero no a un nivel que nos haga echar demasiado de menos a nuestra tierra patria. Sí es cierto que a este país, al igual que a casi cualquier otro, se debe venir con capacidad de adaptación al entorno, a las comidas, a la cultura, etc. Una gastroenteritis como regalo de bienvenida suele ser habitual pero después te acostumbras.

Con respecto a las condiciones laborales hay que tener en cuenta los pros y contras de Argelia como destino laboral. Los principales pros que yo veo son, como es natural, la existencia de  proyectos y obras muy interesantes a nivel de nuestra profesión. Aquí se siguen haciendo carreteras, presas, edificaciones, etc a todos los niveles. Argelia está muy bien comunicada con España principalmente con Alicante, Madrid y Barcelona por avión, y con Alicante y Almería por barco, por lo que los accesos son ágiles, dándote a veces la sensación que estás en una provincia de España (en cuanto a distancias claro).

En cuanto a las contras yo mencionaría la necesidad de una alta capacidad financiera y medios propios, la considerable presencia física que se exige en el país con lo que el teletrabajo es muy complicado, la barrera idiomática sobre todo si no se trabaja en las grandes ciudades y la falta de zonas de ocio tal y como las entendemos aquí. Aunque si tuviéramos que sopesar este país yo seguiría tomando la decisión que tomé hace un año, me quedo con Argelia.

Se suele trabajar en cuanto a la obra civil en una base de vida y te sueles relacionar mucho con los expatriados que allí hay por lo que no notas unos cambios excesivos. En cuanto a temas de seguridad sí es muy importante su seguimiento porque, sobre todo el personal local, no está acostumbrado a trabajar en estos tipos de obras y pueden provocar percances no deseados.

¿Recomendaría a los ingenieros buscar trabajo desde España o trasladarse al país?

Continuamente desde infojobs o cualquier otra página similar surgen bastantes ofertas de empleo para esta zona. Trasladarse al país yo lo recomendaría en los casos en que ya se tiene algo en claro porque en esta zona la estrategia del pasillo es muchísimo más dura que en España y con resultados inferiores.

Uso de cookies

CaminosAndalucía utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies